Test Drive - Kia All New Picanto 2018 AT - Autos F1Latam
    Home >> Noticias
    Test Drive Kia All New Picanto 2018 AT
    junio 14 /2017
    Texto: Sebastián Peñuela - Fotos: Giovanni Bonilla
    Desde su lanzamiento en 2011, Kia ha logrado encontrar hogar para poco más de 59.000 unidades del Picanto en nuestro país, siendo además, el segundo modelo más vendido de la marca, superado por la famosa Sportage. Y no es para menos, ya que el pequeño coreano ha sabido combinar economía de combustible, desempeño adecuado y un equipamiento superior al de sus competidores en el segmento, en un paquete bien diseñado el Picanto está en un segmento mucho más competitivo que cualquiera porque muchos de sus compradores no lo ven como un lujo, sino como el primer carro familiar nuevo, y por ende, tiene fuerte competencia. ¿Será este renovado Picanto capaz de mantener las buenas ventas y a los clientes felices?.

    Este nuevo auto corresponde a la tercera generación del benjamín de Kia, que en Europa y Latinoamérica ha probado ser un éxito, y cuyo rediseño, presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de este año y ya está disponible en Colombia, así que ansiosos, fuimos a realizar el test.
    Motorización y mecánica


    Para nuestro mercado, Kia ofrece de motores de la familia Kappa II según versión: 3 cilindros de 998 cc y 4 cilindros de 1.248 cc. El primer motor está destinado a los usuarios con billeteras más sensibles, que necesitan bajos consumos y costos de mantenimiento, esas personas que bien pueden usar su Picanto para ir de un punto A a un punto B sin mayores problemas o requerimientos gracias a los 66 HP que eroga esa máquina. Pueden no parecer muchos caballos, pero son apenas suficientes a la hora de sacar de la inercia los 983 kilos del Picanto; eso sí las inclinaciones pueden convertirse en un enemigo incómodo si no se sabe aprovechar la potencia disponible.

    El segundo motor adiciona un pistón más y eleva en 250 cc su cilindrada; gracias a ello, logra producir unos saludables 83 HP. Ambas opciones tienen la segunda generación del sistema CVVT Dual de control variable de apertura de válvulas para mejorar los índices de entrega de potencia.

    Hay dos transmisiones disponibles, una manual de 5 velocidades y una automática de 4 marchas, la misma que ha sido equipada desde la primera generación y que por lo tanto, es ya muy fiable y robusta.
    Dimensiones y capacidades
    Longitud Total: 3.595 mm  
    Ancho Total: 1.595 mm  
    Alto Total: 1.485 mm  
    Distancia entre ejes: 2.400 mm  
    Peso bruto: 983 kg  
    Peso vacío: 1.058 kg  
    Capacidad tanque: 35 litros  
    Llantas: 185/55 Rin 15 - Nexen Nblue HD Plus  
    Desempeño


    La versión que probamos fue la de 4 cilindros, 1.25 litros y 16 válvulas, acoplada a la transmisión automática de 4 velocidades, una combinación bastante buena si tenemos en cuenta que en promedio 3 personas con su menaje viajarán diariamente en el. Los 83 HP son percibidos como "adecuados", aunque tal calificación no es mala, especialmente porque los ingenieros de Kia lograron reducir el peso de esta plataforma (llamada TA), en 23 kilos. Y hemos de tener en cuenta los 122 Newton/metro de torque, bastante importantes a la hora de arrancar de un semáforo o salir de algunas curvas complicadas.

    Recordemos que este no es un vehículo de alto rendimiento, sino uno cuyo hábitat natural es la ciudad y sus calles angostas, serpenteantes y colapsadas, el terreno perfecto para la dirección eléctricamente asistida del coreano. Gracias a lo anterior, sumado a una nueva relación de la dirección, su radio de giro mejora mucho, llegando a los 9.4 metros, con los que parquear, o cambiar de sentido será un juego de niños.

    Teniendo todo esto en cuenta, encontramos que el Picanto responde muy bien cuando transita en las velocidades citadinas, incluso, hasta 80 km/h, el motor hace gala de una gran flexibilidad para recuperar la potencia perdida al frenar en el tráfico. La caja automática es honesta en su desempeño, la sensación entre cambios es muy suave y casi siempre se encuentra en el cambio adecuado para aprovechar el rango de revoluciones Eso si, cuando se le exige más allá del rango de revoluciones normalmente usado, puede sentirse ahogado: lo mejor es no pisar a fondo sino trabajar hasta la mitad del recorrido del acelerador, rango donde se defiende sin problemas el motor, siendo más fácil obtener el torque de esa manera.

    El más grande de sus motores apenas emite 124 gramos/km de CO2, mientras que en ciudad es posible lograr 54 km/galón, en carretera la cosa mejora, siendo posible obtener 84 km/galón. Pero el consumo más aceptado sería el mixto, donde no es difícil lograr 70 km/galón si se usa racionalmente el pie derecho. Como en todo, depende mucho del conductor y su inteligencia a la hora de usar el carro. Pero las cifras son muy buenas y el en peor de los casos, son 20% mejores que en la versión anterior.

    En cuanto a la suspensión, no hay nada que escandalice al mundo, pero el sistema McPherson con barra estabilizadora y amortiguadores a gas al frente, sumados a la sencilla pero efectiva barra de torsión con amortiguadores a gas en el eje trasero aseguran un viaje cómodo, razonable absorción de impactos y costos de mantenimiento bastante competitivos.
    Diseño exterior


    El mayor cambio de esta generación del Kia Picanto está, justamente, en su exterior, la parte más impactante. El rediseño estuvo a cargo, como no, del diseñador estrella de la marca, el alemán Peter Schreyer, quien, como buen director de orquesta, logró ponerse de acuerdo con los centros de diseño de Namyang (Corea del Sur) y Fráncfort (Alemania) para lograr lo que vemos hoy: un city car mucho más agradable a la vista, especialmente si se le ve de frente, gracias a la inclusión de la Nariz de Tigre, el nuevo trademark de la firma coreana, que tanto bien le ha hecho a la imagen general de sus autos. Schreyer logró evitar la fotocopiadora que ya tienen Mercedes-Benz y Audi, en la que todos sus carros se parecen demasiado y lo único que cambia es el tamaño.

    La gran ventaja frente a la anterior generación, es que ya no se ve un carro "belfo", donde el sobresaliente parachoques frontal le otorgaba un look poco agraciado. Ahora la nueva parrilla y luces ofrecen una mirada más fiera. No es un carro serio y aburrido, pero si se ve un poco más imponente, y eso infunde cierta sensación de seguridad ontológica.

    Si, en cierta medida el Picanto tiene una gran similitud con el Río, pero nadie los confundirá entre si, ya que el pequeño tiene ciertos detalles lo suficientemente diferenciadores, cosa de esperar para lograr cierta uniformidad en los diseños. Los laterales del carro no cambian en lo absoluto, conservando las proporciones a las que ya el modelo nos tiene acostumbrados, incluyendo el gran área vidriada, característica cada vez más escasa en esta época.

    En la parte trasera el cambio más evidente son sus luces de stop con forma de C, con mayor área iluminada y el spoiler, que le da una pinta más deportiva y logra que su eficiencia aerodinámica sea mayor.
    Diseño interior


    Por supuesto, Kia no se iba a quedar con el antiguo diseño interior para este modelo, por más Premios Red Dot que obtuviese, así que le dio al Picanto nueva consola y tablero de instrumentos. La ventilas del aire acondicionado llamaron mucho nuestra atención por ser ovaladas y en posición vertical, una solución muy acorde con el resto de la cabina, que parece estar proyectada horizontalmente, con una línea de plástico plateado que la cruza de punta a punta y rompe con el monótono color negro.

    Un radio con pantalla táctil se levanta de medio de la consola, en un estilo mucho mejor ejecutado que los del Mercedes-Benz Clase A, mientras que el cuadro de instrumentos (velocímetro, tacómetro, computador de viaje, testigos luminosos y medidores de gasolina y temperatura) se continúa presentando como muy fácil de leer e interpretar, ocasionando que se desvíen mucho menos los ojos del camino.

    Muy agradables al tacto y fáciles de usar son las grandes perillas del aire acondicionado, aunque el volante multifunción no es tan ergonómico y requiere aprenderse de memoria la ubicación y uso de sus botones; esto se debe a que para las versiones europeas, hay mayor presencia de botones en el timón con funciones que no están disponibles para este mercado.

    La distancia entre ejes es ahora 15 mm mayor en este nuevo Picanto, lo que no solo aporta a la estabilidad, sino a mejorar la calidad del espacio interior. Y es que esos milímetros parecen pocos en el papel, pero representan la diferencia entre una pierna incrustada en el espaldar del asiento delantero o la holgura necesaria para lograr la comodidad necesaria. Para usuarios de más de 1.75 metros, el espacio disponible para la cabeza puede llegar a ser algo incómodo, pero el resto de nosotros podemos respirar tranquilos.

    La calidad y corte de los plásticos es muy buena, no hay temor alguno a rasparse la mano o a que alguna pieza se caiga de su lugar, mientras que el nivel de insonorización es soberbio, las conversaciones se pueden mantener sin problema, porque ni siquiera en rpm altas, el ruido es suficiente como para ingresar de manera molesta a la cabina: apenas 39 decibeles son perceptibles, un gran logro para un carro tan chico. Cabe decirlo a estas alturas, pero el ajuste de las piezas del interior es excelente y durará mucho tiempo así, inclusive con el pésimo estado de las calles, algo que hemos aprendido de los EKO Taxis que Kia vende, siendo capaces de soportar las fuertes manos de los taxistas y largas horas de tráfico.
    Seguridad


    A tono con lo que exigen las leyes colombianas, pero también gracias a la constante búsqueda de las marcas por lograr ese extra en seguridad que también se traduce en ventas, el Kia Picanto 2018 incluye airbags para conductor y pasajero y sistema de frenos ABS con EBD (distribución electrónica de la fuerza de frenado).

    Los ingenieros coreanos aprovecharon para mejorar la rigidez torsional del chasis con el uso de aceros de ultra alta resistencia, lo que a su vez logra un carro con mayores niveles de seguridad ante un volcamiento con menor propensión a generar molestos ruidos, cuya suspensión trabaja mejor y que absorbe de manera mas eficiente los impactos que le ocasionarían huecos, policías acostados y hasta las carreteras semi-preparadas de nuestra querida patria.

    Anclajes ISOFIX para las sillas de bebé están disponibles de serie, mientras que los 5 puestos cuentan con igual número de apoyacabezas, aunque la plaza trasera de la mitad es la única que usa cinturones de seguridad de 2 puntos. También encuentra lugar una práctica cámara de reversa, testimonio de como han cambiado los carros pequeños: los parales han engordado a tal punto en nombre de la seguridad, que entorpecen la visibilidad y crean puntos ciegos. La cámara del Picanto, localizada entre la manija de apertura del baúl, hace un estupendo trabajo, aunque su resolución no es tan alta.
    Equipamiento


    No por nada el pequeño Kia es uno de los preferidos por los colombianos desde que en 2011 inició su venta: su nivel de equipamiento ha hecho que competidores como el Chevrolet Spark GT, el Hyundai i10 y el Suzuki Celerio se vean en dificultades a la hora de salir de los concesionarios cuando los posibles compradores ejercen la comparación.

    Para el año/modelo 2018, el Picanto incluye (como opción) un centro de entretenimiento "K-Movie" con pantalla táctil de 9" que es exclusivo para Colombia, creado por la empresa Myron & Müller, el sistema calza perfectamente en el espacio que tiene el radio CD/AM/FM/Bluetooth/USB para el resto del mundo, donde es una pequeña pantalla de matriz de punto con gran cantidad de engorrosos botones; ahí, la diferencia ya es enorme. Tomacorriente de 12 voltios y puerto USB son de fácil acceso en la consola central.

    En el más puro estilo de Kia, se ofrecen hasta 4 opciones de rines de aleación de 15" (los de la versión base vienen con rines convencionales de acero y copas plásticas), elevavidrios eléctricos en todas las puertas, bloqueo central, portavasos, ajuste del volante en altura, luces direccionales en los espejos laterales y retracción eléctrica de los mismos. Aunque no tiene el sistema de luces LED que si se ofrece en Europa, el Picanto 2018 tiene luces diurnas convencionales al lado de las exploradoras, una solución inteligente para mantener los costos razonables y sin excusas. Uno de los accesorios más convenientes ofrecidos es el sensor de iluminación, con lo cual se puede dejar el interruptor en automático y ya nunca más preocuparnos por prender las luces.

    Aunque la versión que probamos es el tope de la gama, y el Kia Picanto es uno de los city cars mejor equipados disponibles en el mercado colombiano, echamos en falta ciertas opciones que no solo harían la vida más fácil, sino que lo confirmarían como el mejor carro citadino a la venta en Colombia: control de estabilidad, reóstato de luces del tablero, ajuste de la altura de luces frontales, radar de alerta de colisión frontal con frenado autónomo de emergencia y control de crucero, entre los más relevantes; sus ausencias ocasionan una variedad de botones "en blanco" situados en el marco de la palanca de cambios y al lado derecho del tablero que son imposibles de perder.
    Valoración y opinión


    El Kia Picanto 2018 llega cargado de muy buena economía de consumo, motores razonablemente potentes y un empaque muy conveniente para la ciudad e incluso, la carretera. Aunque la caja automática que probamos es muy buena, nos quedamos con las ganas de probar la respuesta del motor con la transmisión manual de 5 marchas, porque seguramente el cerebro humano podrá navegar a través de los cambios con mucho más acierto que la automática.

    El espacio para pasajeros nos pareció muy bueno, pero realmente impresionados quedamos con el profundo baúl, con el que Kia logra ofrecer 255 litros, posible gracias al uso de una rueda de repuesto temporal conocida como "rosquilla". De esa manera, una familia joven podrá tener toda la confianza de guardar su mercado sin tener que llevar bolsas al asiento trasero.

    Muy cómoda es la posición de manejo y su dirección electroasistida otorga mucha confianza a la hora de esquivar buses, huecos y ciclistas imprudentes. Ese es un gran punto positivo para un carro destinado a moverse como pez en el agua por estos espacios. Abordar y salir de este Kia es muy fácil, a esto ayuda el gran ángulo de apertura de sus puertas y el ajuste en altura de la silla del conductor, aunque echamos en falta el ajuste en profundidad de la dirección, pero queda claro que los carros pequeños y económicos ya no tienen porque sentirse baratos.

    No es un GTI, pero este nuevo Kia sabe moverse muy bien y es capaz de dejar en el semáforo a carros mucho más potentes, en parte porque sus conductores no esperan que un carro salga tan velozmente de la inercia y en parte también a su bajo peso. Al pisar el acelerador la aceleración es suave, lineal y sin mucho alboroto hasta las 4.500 rpm. Mas arriba se percibe una cacofonía que puede tener algo más de potencia, pero que no es explotada mejor.

    Por lo demás, y aunque la marca cuenta este modelo como la tercera generación, el espíritu del Picanto no ha cambiado, continúa siendo un city car práctico y económico, ideal para una pareja o familia con un solo hijo. De continuar por ese camino, el éxito comercial de este pequeño coreano está asegurado.
    Lanzamiento Destacado

    • La cifra
      del día
    • Calendario
      de eventos
    • ¿Sabías
      qué..
    ene 13 - Ene 28
    Salón de Detroit
    Detroit, Estados Unidos
    mar 08 - Mar 18
    Salón de Ginebra
    Ginebra, Suiza
    Audi tiene su sede central en Ingolstadt, en el Estado federado de Baviera en Alemania?
     
    Encuesta
    En los dos últimos años las ventas del sector automotor en Colombia han disminuido. ¿Cambiará esta tendencia en 2017?
    No